martes, 6 de octubre de 2009

VUELVO PRONTO

Oleo sobre lienzo, Mariano Fortuny

VUELVO PRONTO

Tras un hombre que amé en la primavera
se marchó mi vestido, enamorado.
Él me abrazó diciendo "vuelvo pronto".
La flor que me dejó arrugó mis manos.

Mi chal de Cachemira se llevó
quien me acostó a la sombra del verano,
y mudó a sus mejillas mi color,
y la sal de sus besos a mis labios.

Mi abrigo beige que calentó un otoño
me lo quitó, sobre el sofá, jugando,
el hombre de otra, que me dijo hallar
de soledades llenas nuestras manos.

Que todo se llevaron. Fue muy fácil
bajar el cierre de mis dos leopardos,
arrugar mis vestidos, deshojar...
A veces me sangraban los costados.

8 comentarios:

PAPO dijo...

Delfina, es un placer leerte, tu obra es hermosa, más allá de lo cursi o coloquial de uso del término, es realmente hermosa, muy madura, femenina, cuidada, con tantos sentimientos...
Te felicito, de corazón y agradezco tu presencia en mi "Cangrejo", agradezco haberte conocido y no dejar de sorprenderme con tu literatura.
Sólo resta seguir admirándote y envidiandote con cariño y respeto.
Será hasta pronto.
Ricardo

Anónimo dijo...

Delfina, tu poesía estremece. Me encanta leerte.
Te felicito.........
Alicia Borgogno

Juan Secaira dijo...

poemas que brotan amor, el deseo o la falta de ese sentimiento. Leopardos cautivadores.
saludos

Anónimo dijo...

estoy muy emocionado no todos los dias se lee una poesia tan humana una mujer de expresiones muy vivas una poesia de carne y hueso y corazon saludos nasho pauta

La_Sonyadora dijo...

Delfina, me alegra venir a tu blog. Te felicito porque fabuloso.

Erika

Anónimo dijo...

Delfina,tuve el placer de conocerla en la biblioteca de la Manzana de la Rivera,hacen unos dos años.No creo que me recuerde,pues estaba yo con mi gran timidez a cuestas y los vaivenes pezadumbrosos de mi casi extinta adolescencia,que me carcomian,cuando no,y solo atine a mirarla apenas y decirle,ah,siempre la leo.Al salir,como siempre,me di una reprimenda terrible por no ser una persona cordial y amable.En fin,ahora la encontre en este lugar,frio,pero convengamos en que nos acerca a todos un poco,teniendo en cuenta que,hoy en dia,todo nos separa.bueno,todo esto para decirle que sus poemas son un alud de sentimientos verdaderos,sin plastificacion,sin lagunas que nos llevan siempre a ese insomnio subterrenal y casi siempre irreversible vacuidad.la admiro y,"siempre la leo"en el suplemento de ABC y ahora aqui. un abrazo.thania

victormanuelguzman@yahoo.com dijo...

La poeta Delfina Acosta no pretende expresarse a sí misma. Construye objetos verbales que son emblemas que ilustran una visión del amor transmitida por la tradición poética.
Estos objetos verbales pueden ser expresiones de una experiencia o de una personalidad, pero combinadas pueden componer un arquetipo poético de sus sentimientos amorosos.
Con mi afecto Víctor Manuel Guzmán

Anónimo dijo...

Delfina que belleza todo lo que escribes, que la felicidad te acompañe siempre.....
Martha Brutinel